Los errores más estupidos que la gente comete con su dinero

Una de las cosas que más me llama la atención cuando paseo por el centro de mi cuidad es lo rico que son los pobres, se me hace muy curioso.

Aquí en Estados Unidos la gente lo tiene todo, pero lo debe todo. Lo que me causa mucha risa es ver cómo en el centro de la ciudad hay casas que se están desmoronando, casi cayéndose, pero que tienen un carro ultimo modelo estacionado en el portón de la casa. La gente apenas y tiene para pagar la renta y ya conducen carros del año.

Pfft, por eso son pobres.

Este ejemplo es sólo uno de los miles de errores que comete la gente con el dinero, pero no los culpo. Verás, la gran mayoría de nosotros hemos sido criados en hogares donde sólo se habla de dinero cuando hay problemas y preocupaciones. A fin de cuentas, nuestros padres nos han enseñado de todo, menos a administrar el dinero de manera correcta.

Es por eso que hoy quiero hablar acerca de los errores más comunes que comete la gente con el dinero y cómo evitarlos. Hagámoslo, repasemos los errores para evitar caer en ellos.

No conocer tus gastos mensuales

Lo que no se conoce, no se puede medir y lo que no se puede medir, no se puede mejorar. Es impresionante la cantidad de personas que no tienen ni la menor idea de lo que gastan cada mes, dicen tener una idea muy clara en su mente de lo que gastan, pero si alguien les llegará a enseñar un informe detallado de sus gastos mensuales, te aseguro que se quedarían impactados.

Ya te enseñé anteriormente la sensacional habilidad de fijar presupuestos efectivos, si ignoraste mi consejo te recomiendo que lo recapacites una vez más. Te aseguro que si haces el ejercicio que mencioné en ese artículo aprenderás muchísimo acerca de tus hábitos de consumo y podrás gozar de más dinero a fin de mes para gastarlo o invertirlo en lo que tú quieras.

Solución:

Apunta en las notas de tu celular o en una pequeña libreta TODOS tus gastos mensuales y analízalos a fin de mes. Te garantizo que te asombrarán tus hábitos de consumo.

Comprar a crédito lo innecesario

Tengo un amigo con sobrepeso que comenzó a ir al gimnasio, empezó a bajar mucho peso y de repente cuando todo iba de maravilla, todo se derrumbó. ¿Por qué? Estoy casi seguro de que se debe a que decidió tomarse un día de descanso porque “se lo merecía”.

Verás, el problema no es que se haya tomado un día de descanso, el problema es que sucumbió ante la tentación una sola vez y esto le abrió la puerta a un ciclo repetitivo que lo llevó al fracaso. Lo peor es que pasa exactamente lo mismo cuando se trata de dinero. Después de todo…

¿Por qué esperar 4 meses para completarse un reloj lujoso cuando puede ser pagado a meses sin intereses?

Este tipo de pensamiento es el responsable de llevar a mucha gente al fracaso financiero. Si alguien decide comprar a crédito algo tan insignificante e innecesario como un reloj, pronto se verá envuelto en un ciclo repetitivo que lo endeudará hasta el cuello.

Solución:

Antes de comprar cualquier cosa, hazte a ti mismo la siguiente pregunta:

¿Quiero comprar este objeto porque es algo que realmente necesito, o solamente porque es algo que quiero?

Pensar en ahorrar en vez de pensar en invertir

Cuando te encuentras con una cantidad de dinero extra al mes, es fácil pensar en todo lo que puedes comprarte. Hasta alguien con disciplina de monje siberiano puede caer en la tentación de gastar el dinero extra que le queda.

No es casualidad que la mayoría de la gente sea un rotundo fracaso cuando de ahorrar se trata. A nadie le gusta aplazar la felicidad, es por eso que recomiendo cambiar de perspectiva.

Si colocas el dinero extra que te queda a fin de mes en una cuenta de ahorros, es sumamente difícil tener la suficiente fuerza de voluntad para no sacarlo y gastarlo. ¿Por qué? Porque es demasiado aburrido y es fácil ir al cajero automático a sacar el dinero. A fin de cuentas, el dinero está ahí sentado sin hacer nada, ¿por qué mejor no gastarlo en algo divertido?

En cambio, si colocas el dinero extra que te queda al fin de mes en una cuenta de inversión, no será tan fácil sacarlo. ¿Por qué? Porque el dinero está trabajando para ti y sabrás que obtendrás una recompensa a futuro. Además, hay una serie de procedimientos que se deben realizar antes de tener acceso al dinero de la cuenta de inversión. Esto evitará que tomes decisiones espontáneas que quizá después lamentes.

Solución:

Habla con tu banco para ver que servicios de inversión ofrecen. Si tu salario llega directamente a tu cuenta de banco, es probable que puedas automatizar el proceso y hacer que un porcentaje de tu salario se dirija automáticamente a tu cuenta de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *