Las tres características de una persona productiva.

Hoy en día todos están tan abrumados con el trabajo que ya nadie tiene tiempo para relajarse, salir con amigos, o simplemente para disfrutar de la vida.

La triste realidad de esto es que la mayoría de estas personas “sin tiempo” lo desperdicia en labores de baja importancia y luego va a quejarse con sus amigos y con su familia de lo triste que es no tener tiempo libre.

Es algo muy común escuchar a la gente decir cosas como:

Me gustaría, pero no tengo tiempo.
Agh, ya no me alcanza el tiempo para nada.
No puede ser, quisiera que mi día tuviera más horas.
¿Te identificas?

No me vengas con mentiras, yo sé que todos en algún punto de nuestra vida hemos sido víctimas de la falta de tiempo y que probablemente hemos repetido estas palabras cientos, si no es que miles de veces.

La razón: No saber distinguir entre ser productivo y estar ocupado.

Pero no te preocupes, hay varias características que distinguen a una persona productiva de una persona ocupada y eso es justo lo que te voy a mostrar hoy.

Así, te podrás dar una idea de los cambios que necesitas hacer en tu vida para aumentar tu productividad y tener más tiempo libre.

1.) La gente productiva siempre tiene claras sus metas y objetivos.

Una persona productiva nunca actúa solamente por actuar, sino que siempre sabe los motivos y la meta final detrás de cada actividad en la que se involucra. Si no conoces exactamente el resultado final que buscas obtener de cada actividad y el por qué te va a acercar a tu meta, no esperes avanzar de manera rápida.

Tip productivo: Siempre debes conocer cual es el resultado que buscas obtener de cada actividad en la que te involucres.

2.) La gente productiva mantiene su lista de quehaceres corta.

¿Cuándo fue la última ocasión que terminaste una lista de quehaceres larga? Ya te la sabes, tienes mil cosas en tu lista, empiezas por las más fáciles primero, parece ser que estás avanzando rápido, pero de repente en un abrir y cerrar de ojos te das cuenta que se te acabo el día y desperdiciaste la mayoría de tu tiempo en cosas de menor importancia.

Tip productivo: Anota solamente tres cosas en tu lista de quehaceres diaria y asegúrate de que cada una de ellas te acerque un paso más a tu meta.

3.) La gente productiva sabe decir no sin arrepentimiento.

Las personas que alcanzan una productividad óptima siempre conocen las consecuencias de acceder a las solicitudes de los demás y por consecuencia sólo deciden aceptar aquellas solicitudes que los acerquen un paso más a completar sus objetivos diarios.

Tip productivo: Fija tus objetivos diarios y aprende a decir no a toda aquella propuesta que interfiera con poder terminarlos.

A fin de cuentas estas son las tres principales características que diferencian a una persona productiva de una persona ocupada y para ponerle la cereza al pastel te quiero mostrar un simple truco que puedes utilizar para mantener el enfoque a todas horas.

El truco es de lo más sencillo, sólo tienes que hacerte a ti mismo una pregunta cuando sientas que estás perdiendo el rumbo:

¿Estoy haciendo algo verdaderamente productivo o solamente estoy ocupado?

Por más simple que parezca esta pregunta, me ha ayudado como no tienes idea a lograr una productividad óptima y estoy seguro que también te puede ayudar a ti.

Así que la siguiente vez que escuches a alguien decir que siempre está ocupado, en vez de impresionarte, te debería de dar lastima que no sepa administrar su tiempo de una manera eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *