La mente millonaria: el verdadero secreto de la riqueza

¿Por qué algunas personas se hacen ricas y se mantienen ricas mientras que otras constantemente luchan por la riqueza y siempre fracasan a pesar de que tienen más oportunidades y educación que aquellos que se enriquecen? La respuesta es simple: aquellos que se enriquecen y se mantienen ricos desarrollan lo que el popular autor T. Harv Eker llama la Mente Millonaria.

La mente millonaria es una mentalidad o conjunto de creencias que condiciona a una persona a buscar oportunidades, aprovecharlas y utilizar esa oportunidad para obtener riqueza y conservarla. The Millionaire Mind no es una idea nueva ni original, el autor Napoleon Hill lo descubrió mientras estudiaba a millonarios en la década de 1920 y en la década de 1930, y lo denominó Actitud mental positiva. Este descubrimiento fue la base de sus clásicos libros Éxito a través de una actitud mental positiva y Piensa y hazte rico.

Hill se inspiró para llevar a cabo la investigación que condujo a su descubrimiento de la mente millonaria durante una reunión con el multimillonario Andrew Carnegie, quien había comenzado su vida como un inmigrante pobre con solo unos pocos años de escolaridad. Carnegie, que vivió en el siglo XIX, no tenía ninguna de las oportunidades disponibles hoy en día. No tenía internet, ni educación universitaria, ni computadoras ni libros en Millionaire Mind; sin embargo, se convirtió en multimillonario al desarrollar una mente millonaria y usarla.

Si quieres hacerte rico tendrás que hacer como Carnegie tendrías que desarrollar una mente millonaria. Es un conjunto de creencias que te dice que estás a cargo de tu vida y de tu mundo. La Mente Millonaria te dice que puedes cambiar tus circunstancias y superar casi cualquier obstáculo que la vida te ponga.

Hay una serie de medidas que puede tomar para desarrollar una mente millonaria, la primera es darse cuenta de que tiene el control de su vida y su éxito depende de sus acciones. Si quieres algo, tendrás que salir y trabajar para ello. Si quieres dinero, tendrás que esforzarte para hacerlo, nunca ganarás riquezas jugando, obteniendo esquemas rápidos, regalos del gobierno o esperando ese golpe de suerte. Tendrás que salir y crear ese golpe de suerte para ti.

El segundo paso es eliminar los sentimientos negativos y las actitudes que lo detienen porque conducen a un comportamiento destructivo. Por ejemplo, el miedo que le impide dejar la “seguridad” de su trabajo de Nueve a cinco y comenzar su propio negocio, o la codicia y la envidia que lo hace caer en la trampa de hacerse estafas rápidas y ricas.

El tercer paso es el desarrollo de una actitud mental positiva que es la creencia de que las cosas pueden mejorar y mejorarán. Tener una actitud mental positiva significa concentrarse en las cosas que puede cambiar y no pensar en las fallas y otras circunstancias negativas.

Un cuarto paso que debe tomar es comportarse siempre de manera ética, no mienta, no robe, no haga trampa, no infrinja la ley, no discrimine y trate a todos de manera justa. Siempre sigue la regla de oro que es tratar a los demás como te gustaría que te traten. La riqueza que no se basa en un comportamiento ético siempre desaparecerá y no creará más que miseria para quienes la adquieren.

Hay muchos libros excelentes y otros recursos que pueden mostrarte cómo desarrollar tu propia mente millonaria. Tres de los mejores son Think and Grow Rich de Napoleon Hill, Success Through A Positive Mental Attitude de Napoleon Hill y W Clement Stone y The Secret of the Millionaire Mind de T. Harv Eker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *