Explota tu coeficiente financiero al máximo

No sé tú, pero yo aún no conozco a ninguna persona que le guste coleccionar pedazos de papel verdes y rectangulares sólo por diversión.

Hoy no quiero platicar sobre términos financieros exóticos ni nada por el estilo. Hoy sólo te quiero mostrar dos principios fundamentales para generar riqueza…

Conoce tus deseos:

Ya sé que quieres ser rico, millonario, alcanzar la libertad financiera etc. ¡Pero que crees! Todos lo quieren, y menos del 1% lo logra. Bueno, posiblemente tú tengas una respuesta menos común. Déjame te pregunto…

¿Qué es lo que quieres?

No sigas leyendo…

Responde…

¿Ya respondiste?

Bien…

Siendo completamente honesto, dudo que te encuentres en ese 1% si no respondiste con algo similar a esto:

“Yo quiero 10 millones de dólares para el medio día del 17 de julio del año 2027, para así poder disfrutar ese día la celebración de mi objetivo cumplido con mis familiares y amigos en el balcón de mi futura casa moderna de dos pisos en Los Angeles, California.”

Ya veo tu cara de…

¿Qué te fumaste Gibér?

Pero bueno, deja te explico…

Para poder alcanzar tus metas financieras tienes que mantener tus objetivos claros, específicos y a la vista. Si no lo haces, lo más probable es que vayas a pertenecer a ese 99% que quería ser millonario, que quería ser libre, que quería disfrutar de la vida…

¡Hagamos algo al respecto!

Saca una hoja de papel y quiero que escribas 6 objetivos parecidos al ejemplo que te di arriba. Los objetivos son a 5 años, 3 años, 1 año, 6 meses, 3 meses, y un mes. Sé claro, especifico y léelos en voz alta siempre al despertar, antes de irte a dormir, y cuando necesites un poco de motivación.

Tu mente no puede dirigirse a un lugar que no conoce, hazlo ahora.

Ya que fijamos objetivos quiero que entiendas esto, aunque pocos lo comprenderán…

Olvídate del ahorro, tú construye:

Cuando alguna persona (generalmente mayor) me intenta dar un consejo así:

“Tienes que empezar a ahorrar para el futuro, si no vas a tener una vida complicada de viejo…”

Yo respondo con algo así:

“Si verdad, es importante empezar a ahorrar desde joven…”

Pero en verdad pienso así:

“Pfft, ni siquiera tienes dinero y aquí andas tratando de dar consejos. Tú ahorra, yo construyo.”

Ahorrar no es para todos. En lo personal tengo un problema con este tipo de personas que me dicen que es fundamental empezar a ahorrar joven para el retiro. En mi opinión, si quieres ser rico, ahorrar para el retiro es como prepararse para el fracaso.

Si en un futuro necesito depender de mis ahorros para vivir, es porque no construí activos lo suficientemente grandes para vivir sin límites. Recuerda que esto es para los que quieren ser ricos o morir en el intento, no para los que quieren vivir a lo seguro esperando algún día alcanzar la libertad financiera.

Quiero que entiendas dos cosas:

Hay un límite de cuanto dinero puedes ahorrar. Por más que ahorres, nunca podrás ahorrar más de lo que ingresas. No me mal entiendas, si decides sólo ahorrar e invertir tu dinero en el mercado año tras año, podrás generar una muy buena cantidad de dinero para el retiro gracias al interés compuesto, pero seguirás teniendo limitaciones. En si, ahorrar es aburrido y pocos tienen la disciplina suficiente para lograr una buena cantidad de dinero ahorrando e invirtiendo únicamente.
No hay límites de cuanto dinero puedes generar. El potencial para construir riqueza es ilimitado, puedes generar la cantidad que tú quieras siempre y cuando estés dispuesto a pagar el precio para conseguirlo.

Si lo que quieres es vivir sin límites, cambia de perspectiva ya. En vez de ahorrar tu dinero, utilízalo para construir negocios. Los ingresos anuales de un negocio van muy por encima de la tasa de retorno del mercado.

¿Puedes fracasar? Sí.

¿Es arriesgado? Sí.

¿Puedes perderlo todo? Sí.

Si tienes mentalidad de rico no te importará, el riesgo de no cumplir tu meta te dará más miedo que el riesgo de quedarte sin un centavo para tu retiro. Es algo loco, lo sé, pero espero y algún día me entiendas.

A decir verdad escribí más para hoy, pero no lo quise publicar porque creo que necesitas aprender estos dos principios primero y sobre todo tomar acción y fijar tus objetivos. Si no lo has hecho, hazlo ahora. Te aseguro que después me lo agradecerás.

Lo que espero que hayas aprendido hoy:

Como fijar objetivos precisos.
No se llega a rico ahorrando, sino construyendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *