Enfrenta tus resoluciones de año nuevo de forma inteligente

He estado reflexionando últimamente y llegué a la conclusión de que no sé quién es más ingenuo, un adulto que sigue creyendo en Santa Claus, o un adulto que sigue creyendo que puede cambiar sus malos hábitos de un día para el otro.

Sí, ya llego de nuevo esa época del año en donde a la gente le gusta publicar imágenes que me sacan de quicio. Aquí te dejo una a continuación…

En serio, cuando leí esa frase me dieron ganas de ir a buscar a la persona que la publicó y tirarle un ladrillo en la cabeza. De esta forma tal vez despierte y descubra que va en la página numero 12,045 de su vida y aún no ha hecho nada interesante.

¿Duro? Sí.

¿Realista? También.

Pero bueno, no me gusta mandar a la gente al hospital, así que mejor opté por mostrarte cómo enfrentar tus resoluciones de año nuevo de forma inteligente. De nada.

Comencemos
Dime si este ciclo te suena familiar…

Es año nuevo y estás super emocionado porque al fin llegó el año en el que tu vida va a cambiar.

Llega el dos de enero (el primero no porque “el primero de enero no cuenta”) y comienzas con los 1,624 cambios que planificaste previamente.

Pasan los días y todo fluye a la perfección hasta que un día decides tomarte un descanso porque “una vez al año no hace daño” y desde ese punto todo se empieza a desmoronar.

Cada vez se vuelve más difícil cumplir con tus resoluciones de año nuevo hasta que llega el día en que las abandonas por completo y te pones a cantar junto a Emmanuel:

Todo se derrumbó dentro de mí, dentro de mí…

¿Te suena familiar?

Si te identificaste, no te preocupes, no eres el único. Se estima que de las millones de personas que fijan cada año resoluciones de año nuevo, sólo el 8% las cumplen.

¿Y qué crees que separa a ese 8% de los demás?

Que ese 8% no depende de su “fuerza de voluntad” para cambiar su vida.

Este tipo de personas saben que la fuerza de voluntad no es suficiente para lograr cambios radicales en su vida, así que prefieren implementar sistemas sencillos que faciliten el crecimiento.

Ellos en vez de decir:

“Este año voy a salir a correr media hora todos los días”

Mejor dicen:

“Este año voy a salir a correr 10 minutos, 3 veces a la semana y posteriormente iré incrementando la carga”

¿Observas la diferencia?

Los que no cumplen sus resoluciones de año nuevo y sus metas en general dependen únicamente de su fuerza de voluntad para cumplirlas.

Los que sí las cumplen es porque fijan sistemas sencillos de seguir y con gran potencial de crecimiento.

En otras palabras, la gente que no cumple sus resoluciones quieren saltarse de la letra A inmediatamente a la letra Z y la gente que sí las cumple entiende que para llegar de la A a la Z hace falta atravesar todo un proceso de formación.

Así que por favor, si quieres que este año sea diferente y al fin puedas cumplir lo te propongas, en vez de querer cambiar tu vida de un día para el otro, mejor elabora una estrategia tan, pero tan sencilla que no tengas que depender de tu fuerza de voluntad para cumplirla.

La clave: La estrategia que elabores debe ser FÁCIL de seguir y con POTENCIAL de crecimiento.

Bien, espero que haya quedado claro. Ahora saca una hoja de papel y comienza a plantear la estrategia que seguirás. Si te entra la locura y la quieres compartir conmigo, adelante, me puedes escribir por correo.

Te deseo el mayor de los éxitos para este 2018.

No olvides unirte aquí abajo a la comunidad de Escuela De Millonarios en linea.

Te puedes unir aquí, o en el formulario que se encuentra terminando este artículo.

Por último, si te gustó este artículo te agradecería mucho que lo compartas en Facebook, de esta forma quizá puedas ayudar a cambiar la vida de alguien que en verdad necesite leerlo.

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *