El cambio de perspectiva que cambiará tu futuro financiero

Antes de que sigas leyendo esto quiero hacer un experimento que te dejará impactado.

Quiero que dejes de leer este artículo de inmediato y le hables a algún amigo, conocido o familiar y le pidas que te de un sólo consejo acerca de finanzas personales.

Ya escucho a algunos pensando,

¿Pero por qué debería hacer eso Gibér?

No importa, como dice la marca de la palomita deportiva, Just Do It.

¿Entendido?

Excelente, ahora hazlo.

Bueno supongamos por un momento que no eres uno de esos rebeldes sin remedio y que en verdad hiciste esa llamada que te pedí.

¿Qué consejo crees que te hubiera dado esa persona a la que decidiste llamar?

A menos de que sea una persona que lee mi blog o alguien que constantemente busque triunfar en los negocios y en la vida, probablemente te hubiera respondido con algo más o menos así:

“Uffas no sé mijo, pues eso que todo el mundo dice, que hay que ahorrar cuidadosamente para el retiro y gastar menos de lo que se gana.”

A decir verdad, derramé una lágrima de tristeza al escribir esa oración, me duele en el alma tan sólo recordar este tipo de consejos llenos de escasez.

Pero bueno, después de todo, ellos no tienen la culpa ya que lamentablemente el mundo de las finanzas personales está lleno de este tipo de consejos:

¿Qué tienen en común todos los consejos de esta imagen?

Que son maravillosos en teoría, pero en el mundo real nadie los sigue.

¿Pero por qué nadie sigue estos consejos geniales si son la clave para el éxito financiero?

Es psicología simple, porque este tipo de consejos le da a la gente lo que necesita, no lo que desea.

Les dice a la gente que debe de posponer su felicidad, pero la realidad es que el ser humano no está programado para hacer eso.

Mira, seamos honestos…

A todos nosotros nos encanta utilizar nuestro dinero para divertirnos, para ser generosos con nuestros amigos, para consentir a nuestra pareja, para comprarnos una camiseta de marca, etc.

El problema es que hacer todo esto nos hace sentir culpables a más no poder gracias a todos los gurús financieros del mundo que siempre nos están diciendo que sí y que no debemos hacer con nuestro dinero.

Mira, la mera verdad, no se tú, pero yo aún no conozco a una persona normal que le encante realizar un presupuesto, llevar un registro de gastos, gastar menos en lo que ama, y ahorrar para disfrutar en el futuro.

No, simplemente no, el ser humano no está programado para posponer la felicidad.

Sin embargo esto es todo los que nos han enseñado acerca de finanzas personales desde que éramos chicos.

Nos han enseñado a decir NO y a evitar los placeres de la vida, en vez de enseñarnos cómo le podemos hacer para poder decir SÍ a ellos cuando queramos.

Te tengo una pregunta….

¿Qué pasaría si en vez de habernos enseñado cómo ahorrar más, nos hubieran enseñado cómo generar más?

Tal vez las cosas ahorita serían diferentes, ¿no crees tú?

Pero bueno, lo pasado es pasado y déjame te digo algo muy muy muy importante…

Si quieres vivir una vida de riqueza, abundancia, plenitud y felicidad vas a tener que aceptar esto que te voy a decir a continuación y nunca de los nuncas te deberás dar el lujo de olvidarlo:

“Siempre habrá un límite a la cantidad de dinero que podemos ahorrar, pero no hay límite alguno a la cantidad de dinero que podemos generar.”

Si esto fuera un programa de televisión, esta sería la parte en donde la audiencia se queda así de que…

Ok ok está bien, a lo mejor exageré un poco con la imagen, pero tienes que admitir que le dio justo al blanco.

Pobre, a mi amigo se le han de haber metido unas 5 moscas por ahí.

Pero bueno a lo que me refiero con la súper frase que te acabo de platicar es que siempre va a haber un punto en el cual nos será imposible ahorrar más.

Podremos ahorrar un poco aquí y otro poco allá, pero al último siempre habrá una cantidad mínima que deberemos gastar para mantener en el estilo de vida que llevamos.

Esto causa que nuestra fortuna siempre se limite al excedente de nuestro gasto mensual, lo cual en la mayoría de los casos es muy poco para alcanzar una fortuna significativa.

En cambio, no hay ningún límite en cuanto a la cantidad de dinero que podemos generar y de esta manera, nuestra fortuna podrá crecer de manera exponencial.

Como ya lo has de haber escuchado, la diferencia entre los pobres y los ricos es que los pobres juegan a no perder, y los ricos juegan a ganar.

Aplicando esta filosofía a mi súper frase, los pobres viven ahorrando y los ricos viven generando.

No hay más, este es el simple cambio de perspectiva que revolucionará la manera en la que enfrentas tu vida diaria y si aplicas lo que sabes, podrás embarcar en un nuevo camino hacia una vida más plena en todos los sentidos.

Para finalizar, te tengo una pregunta y me gustaría mucho escuchar tu opinión al respecto…

¿Qué forma de generar dinero amarías aprender y por qué?

Esta pregunta la hago para centrar el futuro contenido del blog en base a las opiniones más populares que reciba y para poder servirte de una manera más personalizada.

Podría ser algo como inversiones, negocios por Internet, ventas, redes, freelancing, incluso habilidades de persuasión para subir de puesto o conseguir un aumento.

Te escucho, soy todo oídos.

Me puedes contestar en los comentarios de abajo o vía correo electrónico en: contacto@escuelademillonarios.com

Si respondes a mi pregunta, ten por seguro que te responderé por correo electrónico.

¡Espero escuchar de ti pronto, hasta luego!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *